parallax background

Estrés Crónico Murcia

¿Qué es estrés?

El estrés es la forma en que su cuerpo responde a cualquier tipo de demanda o amenaza. Cuando percibes el peligro, ya sea real o imaginado, las defensas del cuerpo se aceleran en un proceso rápido y automático, conocido como la reacción de "lucha o huida". La respuesta al estrés es la forma en que el cuerpo te protege. En situaciones de emergencia, el estrés puede salvar la vida, dota al ser humano de una fuerza adicional para defenderse, por ejemplo, incitándolo a pisar el freno y evitar así un accidente automovilístico una fracción de segundo.

El estrés también puede ayudar a superar los desafíos. En situaciones de alta demanda, nuestra respuesta de activación mantiene el cuerpo enérgico y en alerta para resolver las dificultades emergentes. Por ejemplo, durante una presentación en el trabajo, una entrevista con un cliente, la conciliación de la vida familiar,… 

Pero más allá de cierto punto, el estrés deja de ser útil y comienza a causar daños importantes en la salud, el estado de ánimo, la productividad, las relaciones interpersonales, en definitiva, en la calidad de vida. La función adaptativa del estrés desaparece, dejando paso a un problema de estrés crónico. Si con frecuencia te sientes agotado y abrumado por las circunstancias laborales y personales, es hora de tomar medidas para restablecer el equilibrio de tu sistema nervioso.

¿Qué le sucede al cuerpo durante una respuesta de lucha o huida?

El ser humano cuando se siente amenazado, su sistema nervioso responde liberando una avalancha de hormonas del estrés, incluidas la adrenalina y el cortisol, que estimulan al cuerpo a tomar medidas de emergencia: el corazón late más rápido, los músculos se tensan, la presión arterial aumenta, la respiración se acelera y los sentidos se agudizan. Estos cambios físicos aumentan la fuerza y ​​resistencia, aceleran el tiempo de reacción y mejoran concentración, preparándolo al cuerpo para dar una respuesta de luchar o huir del peligro en un breve período de tiempo, garantizando así la supervivencia.

¿Cuáles son las posibles causas del estrés?

Las situaciones y presiones que causan estrés se conocen como estresores. Por lo general, pensamos que los estresores son negativos, como un horario de trabajo agotador o una relación difícil. Sin embargo, cualquier cosa que le exija mucho puede ser estresante. Esto incluye eventos positivos como casarse, comprar una casa, ir a la universidad o recibir un ascenso.

Por supuesto, no todo el estrés es causado por factores externos. El estrés también puede ser interno o autogenerado, cuando te preocupas excesivamente por algo que puede suceder o no, o tienes pensamientos irracionales y pesimistas sobre la vida.

Finalmente, lo que causa el estrés depende, al menos en parte, de su percepción del mismo. Es posible que algo estresante para ti no afecte de igual manera a otra persona, incluso pueden disfrutarlo. Por ejemplo, mientras que para algunos tener que hablar en público puede ser sumamente aterrador, para otros ser el centro de atención es estimulante y placentero.

Las causas externas comunes de estrés incluyen:

  • Grandes cambios en la vida
  • El trabajo o la escuela
  • Dificultades en las relaciones sentimentales
  • Problemas financieros
  • Estar demasiado ocupado
  • Niños y familia

Las causas internas comunes de estrés incluyen:

  • Pesimismo
  • Incapacidad para aceptar la incertidumbre
  • Pensamiento rígido, falta de flexibilidad
  • Diálogo interno negativo
  • Expectativas poco realistas / perfeccionismo
  • Actitud de todo o nada

Los 10 principales eventos estresantes de la vida

Los diez principales eventos estresantes de la vida de los adultos que pueden contribuir al estrés crónico:

  • Muerte de un cónyuge
  • Divorcio
  • Separación matrimonial
  • Prisión
  • Muerte de un familiar cercano
  • Lesiones o enfermedades.
  • Matrimonio
  • Pérdida de trabajo
  • Reconciliación matrimonial
  • Jubilación

¿Qué tipos de estrés existen?

Según su duración se puede clasificar el estrés en: 

  • Estrés agudo: es un estrés que se ocasiona en un breve periodo de tiempo y normalmente desaparece con rapidez, puede llegar a ser muy agotador. Es frecuente en todo el mundo, aparece cuando se vive un proceso nuevo o excitante, o cuando se pasa por situaciones complicadas, como una ruptura de pareja. Dado al escaso tiempo que dura no suele ocasionar problemas importantes para la salud.
  • Estrés agudo episódico: Es cuando el estrés agudo se repite con una mayor frecuencia. Las personas afectadas sienten una inestabilidad emocional constante y una incapacidad para organizar o controlar su propia vida.
  • Estrés crónico: Es un estado constante de alarma, ya que se prolonga durante un periodo de tiempo más extenso que el estrés agudo. Este tiempo puede variar desde varias semanas a meses. Las personas que padecen este tipo de estrés pueden acostumbrarse tanto a la situación de activación, que pueden llegar a no darse cuenta de que lo viven y acaban sufriendo problemas de salud. 

¿Cuáles son los efectos del estrés crónico?

El sistema nervioso no es muy bueno distinguiendo entre amenazas emocionales y físicas. Si está estresado por una discusión con un amigo, una fecha límite para entregar un trabajo o la acumulación de facturas impagadas, el cuerpo puede reaccionar con tanta fuerza como si se enfrentara a una verdadera situación de vida o muerte. Y cuanto más se active el mecanismo estrés, más fácil será volverlo conectar, lo que dificultará la capacidad para gestionarlo o incluso apagarlo.

Si tiende a estresarse con frecuencia, como muchos de nosotros en el mundo actual, el estrés puede conducir a graves problemas de salud, ya que el estrés crónico tiene la capacidad de alterar casi todos los sistemas del cuerpo. Los problemas de salud causados ​​o exacerbados por el estrés son:

  • Problemas psicológicos: Depresión y ansiedad
  • Dolores de cabeza
  • Insomnio
  • Enfermedades autoinmunes
  • Problemas digestivos
  • Afecciones de la piel, como eccema
  • Problemas cardiovasculares
  • Problemas musculoesquelético
  • Cambios bruscos de peso
  • Problemas reproductivos
  • Pérdida de memoria y alteraciones cognitivas

Signos y síntomas de sobrecarga de estrés

Lo más peligroso del estrés es la facilidad con la que envuelve al ser humano. Te acostumbras a convivir con un estado de alerta permanente, se normalizan la situación, convirtiéndola en algo familiar para el cuerpo. No somos capaces de percibir cuánto nos está afectando, incluso cuando el coste es muy alto. Por lo tanto, es vital estar al tanto de los signos y síntomas más comunes que advierten de la sobrecarga de estrés.

¿Cuándo solicitar ayudar para combatir el estrés crónico?

El estrés crónico afecta a diversos aspectos de nuestra vida diaria y puede derivar en una situación más difícil de controlar, como puede ser una enfermedad o problemas de salud. Llegados a este punto es importante frenar el estrés. En ocasiones, puede ser necesario acudir a un profesional para que nos ayude controlar el estrés crónico.

Sin embargo, las causas del estrés no son evidentes, muchas personas lo sufren, pero tienen la percepción de llevar una vida “normal”.  Por eso, es necesario realizar un análisis detallado de las circunstancias personales bajo la supervisión de un especialista, una vez localizada la causa o causas, se implementarán estrategias para gestionar el tiempo y planificar las actividades, con el objetivo final de evitar los efectos perniciosos del estrés y el colapso del sistema.

PIDE CITA

Contacta con nosotros

    Acepto las políticas de privacidad.


    Pedir Cita